×
MENÚ
×

Longboards

Longboards - ¿Surf sobre ruedas?

Un longboard es una versión más larga del skateboard convencional, que suele ser de entre 90-120 cm (35-47"). Los longboards son perfectos para cruising, racing, downhill o como simple medio de transporte. Un longboard es capaz de ofrecer una experiencia de patinaje más fluida que un skateboard, y el carving integra elementos del surf, proporcionando una experiencia similar a la de practicar surf. Es por esta razón por la que también se conoce como surf de asfalto.

Tipos de Longboards

Existen diversos tipos de longboard en el mercado, cada uno de ellos para un uso específico. Alterando características como el diseño de la tabla, el patrón de flexión y el montaje de los ejes. En general, estas son las clases de longboard:

Longboards Cruiser - para pasear y como medio de transporte

Los longboard cruiser suelen estar diseñados con formas similares a las de las tablas de surf, como la pintail, y son fantásticos para cruising de estilo surfero y fluido.

Longboard Dancing - saca tu lado artístico

El longboard dancer es una tabla muy interesante si quieres explorar la experiencia de bailar mientras vas montado sobre tu tabla y entrenar tu equilibrio. Estas tablas también son adecuadas para trayectos más largos.

Longboards Freestyle - añade trucos a tus paseos

La combinación perfecta de paseos surferos y un saco lleno de trucos. SkatePro recomienda un longboard freestyle si lo que estás buscando es el mago de los longboards.


LONGBOARDS FREERIDE - PARA DESPLAZAMIENTOS Y TRUCOS

El objetivo del freeride es ejecutar slides y trucos cuesta abajo o sobre superficies llanas. El freeride puede resultar muy similar al downhill, pero el freeride está más orientado hacia la realización de trucos.

Longboards Downhill - para velocidad y slides

Un longboard downhill es adecuado para cualquiera que quiera arrasar a lo largo de las inclinaciones y deslizarse por caminos de pendiente pronunciada, o simplemente para todo aquel que busque una tabla rígida muy estable.